lunes, 7 de abril de 2008

Historia de un ex-libris


Un viejo libro de mi biblioteca lleva un hermoso exlibris; grande, noble, excelso. Es un magnifico escudo de un marques, lo delata la corona; que lleva dos leones rampantes sosteniendo dos estandartes, uno de ellos con un león, el diestro; y el otro con un castillo, el siniestro. Una divisa a sus pies pone: “E cruce leo” y remata el escudo una celada frontal que sostiene otro león que lleva un escudo con la cruz de Santiago en su interior. A diferencia de la mayoría de los exlibris, este no tiene el nombre del propietario, no es necesario. Quien viera las armas de ese escudo heráldico, sabía perfectamente a quien pertenecía. Al menos cuando lo puso su propietario, allá por el siglo XVIII. Pero no hoy en día.
El libro que lo contiene, es un libro científico de la época ilustrada, mi favorita. Se titula “Ensayo sobre la electricidad de los cuerpos” del Abad Nollet. Traducido por Joseph Vázquez y Morales. Impreso en Madrid en la Imprenta del Mercurio en 1747. Un libro precioso en cuarto, encuadernado en pergamino, de 131 paginas y una lamina plegada al final de la obra. Una obra que, por primera vez en España, nos describe las primeras experiencias con la electricidad. Sin duda su poseedor, debía ser una persona culta e inquieta, ávida de los nuevos conocimientos. Conocimientos que llegaban a la sociedad, de manos de los científicos y filósofos (como se les llamaba a los científicos en aquella época), que con los nuevos aires de investigación, invadían de nuevas publicaciones las librerías.
¿Quién sería el hombre que compro aquel libro, hace casi trescientos años?
Hable con algún especialista en heráldica que me comento que buscar el escudo de un apellido no es muy complicado, por que hay mucha bibliografía, y es cuestión de buscar por orden alfabético en diferentes obras. Pero lo inverso es prácticamente imposible, ya que habría que hojear libro a libro, y comparar imágenes hasta dar con la misma. Pero unos amigos me dieron una buena idea -Busca información en Internet a través de la divisa del escudo-.
Lo primero que encontré fue un documento de la revista “La Ilustración española y americana” Una revista de divulgación cultural de aparición semanal que estuvo vigente desde 1869 hasta 1921. Pues bien, en el número XXXVII del año XIX de la revista, es decir el 8 de Octubre de 1875 aparecía un artículo sobre los ex libris en las páginas 214 y 215. En este artículo se hace referencia a la afición de algunas personas a coleccionar exlibris, y da una descripción somera de algunos de ellos, pero al final del artículo hace hincapié en uno; es el mío.
En esa parte del artículo nos dice que hay un exlibris que lleva de calle a los coleccionistas. Lo describe, diciendo que por su composición, elegancia, dibujo y grabado hacen de él una obra de arte. Comenta que no es raro hallarlo en diferentes tamaños en libros de clásicos latinos y españoles de los siglos XVI y XVII de diferentes bibliotecas españolas. Puesto que desconocía el origen de tal escudo y pensando, dado que la corona de Marques del escudo era de estilo ingles, que el origen podía ser ingles o irlandés (no estaría muy desencaminado) le hizo la consulta a un amigo de Madrid que le dijo que el exlibris lo había visto en algún libro del eminente historiador y bibliógrafo castellano, Pascual de Gayangos y que el escudo era de origen español.
Este primer dato no nos desvela la identidad del Marques, pero si que nos da a conocer la importancia de su biblioteca, ya que Pascual de Gayangos era además un gran bibliófilo que reunió una magnifica colección, que hoy en día descansa, en las estanterías de la Biblioteca Nacional, la cual compró su biblioteca en 1900.
La siguiente búsqueda en la Web, a través de la divisa del escudo, me llevo a una página de heráldica hispano-andaluza donde hace la descripción del apellido Terry (Tirri). La imagen de un escudo similar al mío, me anunció que estaba en la dirección correcta. Leí el articulo y descubrí a mitad de lectura, que el escudo de la imagen era el primitivo de la familia pero que por una concesión el 17 de Octubre de 1747 del Rey Felipe V, se le añade al escudo, los dos leones con los estandartes de dos de las principales armas del Rey de España, el castillo y el león. El poseedor de ese escudo era Guillermo Tyrri, caballero de la Orden de Santiago desde 1712 y Marques de la Cañada desde el 12 de Agosto de 1729. Aunque por las fechas seguramente el poseedor del libro sería su hijo Guillermo de Tyrri y Tyrri, Alférez Mayor y heredero del título.
Paso a contar un poco la historia de él y de su familia. La casa de Terry, tiene su origen en el condado de Cork en Irlanda donde dieron nombre al lugar de Ballynterry y 36 miembros de esta familia fueron magistrados en la ciudad de Cork. Su abuelo Domingo Terry fue Vizconde de Limerich, y tuvo grandes posesiones de las que fue despojado por Oliver Cromwell, por ser partidario de la religión católica.
La primera referencia en España de la familia fue en 1702 Patricio y Rouan ingresan en la Orden de Santiago y ya en 1712 lo hacen sus hermanos Esteban y Guillermo. En 1745 lo haría su hijo Guillermo, otros hermanos lo harían mas adelante en 1787 y 1793.
Algunos descendientes emigraron a Cuba donde uno de ellos llegó a ser diputado a Cortes en 1886 y 1893. Ya en el siglo XIX y XX sus descendientes alcanzaron fama gracias a la conocida bodega y a la crianza de caballos.
Este Guillermo de Tyrri tuvo su casa-palacio en Puerto de Santa Maria en Cádiz, Actualmente transformada en un hermoso hotel que nos hace recordar las grandezas de tiempos pasados, su estructura y distribución es similar a la Casa de Contratación de Sevilla y otros palacios de similares características que nos indican que el Marques tenía amplios negocios de ultramar.
En cuanto a lo que albergaba aquel palacio, nos hace una pequeña descripción el ilustrado, viajero y académico de la Real Academia de Historia Antonio Ponz en “Viage de España, o Cartas en que se da noticia de las cosas mas apreciables y dignas de saberse, que hay en ella “(1772), 17 vols. En ella nos cuenta lo siguiente: “Allí vi años hace la del Marques de la Cañada D. Guillermo Tirry, y en ella la célebre colección de preciosidades de todas clases, dignas de la instrucción y buen gusto de dicho Caballero, que después de su muerte pasaron a poder de otros dueños; y he vuelto a ver parte de ellas en Cádiz y en Xerez.
Era mucho lo que allí había de libros raros y estimables hasta siete mil volúmenes, y lo mismo de pinturas, estampas, medallas, dibuxos y otros monumentos de la antigüedad.”
Viage de España. Antonio Ponz Madrid. Vda. de Ibarra 1794
También resulta curiosa una copia que se conserva de una carta escrita por el Marqués de la Cañada a Carbonell y que éste remite a la Academia. En dicha carta el Marqués comunica su interés en vender su monetario en España para así evitar que salga del país, estimando su precio en 130.000 reales de vellón y establece también las condiciones de pago que será al contado en tres entregas: la mitad del precio se le abonará al principio, 30.000 reales de vellón a los seis meses y el resto al año de la venta. Indica el propietario que sólo se quedará con una medalla porque es recuerdo de familia. Ofrece también la venta del escaparate, por el que pagó 25.000 pesos en 100 doblones. Se despide diciendo que si no hay una rápida respuesta venderá su monetario fuera de España.
Esta carta nos da también una idea de la importancia de sus colecciones.

7 comentarios:

Apolonio-de-Rodas dijo...

Buenas noches, debo decir que me alegro de encontrar alguien con una sed de conocimiento pareja a la mia. Me ha gustado mucho tu blog, espero poder disfrutar de tu siguiente post lo antes posible. Me he permitido enlazarte en el mio, y asi pasar por aqui a menudo.
Muchas gracias por tus cumplidos y buena suerte con la nueva andadura por el mundo de la blogsfera.
Ya sabes donde estoy.
Un saludo

Tecnohistoria dijo...

Mi nombre es Omar Escamilla, estoy a cargo de la Biblioteca y Archivo Históricos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (heredera del Real Seminario de Minería fundado en 1792).
Hace muchos años intenté rastrear el ex-libris que describes puesto que en uno de nuestros libros, la "Architecture Hydraulique" de Bernard Belidor (París, 1737-39), está presente. Ahora encontré tu blog y la Ilustración Española y Americana que citas digitalizada en Cervantes Virtual.
Esta obra fue muy consultada en los círculos letrados novohispanos y aparece en varios de los inventarios de las bibliotecas de algunos científicos locales y europeos.
Aunque en la mayoría de los casos he podido rastrear a la útlima persona que tuvo posesión de los libros antes de venderlos o regalarlos a la biblioteca del Seminario de Minería, resultará muy dificl ver qué pasó con esta obra después de salir de la colección de Terry, dado que pudo haber pertenecido al menos a tres personajes distintos.
De cualquier modo esto es una gran pista y ahora sabemos que Terry tenía varios libros científicos.

Saludos desde México

lamberto palmart dijo...

Sr. Omar, es para mi una gran satisfación haber aportado un granito de arena a su biblioteca. Realmente este era el fin del artículo, dar a conocer el origen de este ex-libris a todos aquellos que lo hayan visto. Ya que, por lo que veo, la biblioteca de Terry está desperdigada por todo el mundo. Muchisimas gracias por su comentario. Si alguna vez voy a México, me gustaría visitar su biblioteca

Luciana Terry dijo...

Hola, mi nombre es Luciana Terry y soy de Perú.
Gracias por la información sobre el apellido Terry!En la casa de mi abuelo hay un escudo de la familia Terry casi idéntico al que tu nos enseñas!
Así como algunos miembros de la familia Terry migraron a Cuba, otros, mis ancestros, vinieron a Perú.
Yo no se muy bien la historia de la familia, pero si no me equivoco mi abuelo si.Así que me encantaría poder compartir información!
gracias!

Anónimo dijo...

Hola: En la calle San Lucas nº 4 de Madrid hay un palacio con la divisa "ET CRUCE LEO". Creo que la primera palabra es un error por "E" o "EX".

Saludos.

Roberto

Helaman Terry dijo...

Buenas noches, mi nombre es Helaman Terry, Leí el blogger y me parece muy interesante, agradesco al o los responsables. El motivo de mi comentario es que deseo contactarme con personas que apelliden Terry, trabajo en el árbol genealógico del apellido y su historia en el Perú. Porfavor espero su ayuda, mi correo es terrynoide@hotmail.com (es el mismo en gmail) gracias.

biblioteca indiana dijo...

En primer lugar felicitarle por el blog.
Creemos que podría ser de su interés la siguiente información El día 3 de diciembre a las 16 horas (GMT+1 hora española) se llevará a cabo la subasta de la biblioteca de Jaime Peñarroya por la empresa Soler y Llach y desde la familia, queremos adelantarles el valor que tiene, a nuestro juicio, el contenido de la misma.

Dicha biblioteca cuenta más de 2500 volúmenes relacionados con la historia y culturas americanas precolombinas y del período colonial hasta los procesos de independencia, documentos inéditos, Códices (aztecas, mayas,..) así como diversos mapas de la época… Todo ello es el resultado de la pasión personal volcada a lo largo de una vida de estudio y dedicación.

Las obras, tanto originales como facsímiles, datan en su mayoría, del siglo XX y XIX, pero hay obras en la biblioteca que se remontan hasta el siglo XVIII, XVII y XVI y están en buen estado de conservación. Muchas de ellas se encuentran descatalogadas o son difíciles de encontrar por su corta tirada editorial.

Esperamos que, siendo de su interés, contacten con nosotros para poderles remitir el listado completo de las obras o poderles dirigir a la pagina web https://www.soleryllach.com/soler4/catalogo/0405-1 de la empresa Soler y Llach donde encontrarán el catálogo de dichas obras.

Muy agradecidos por su interés, reciban un cordial saludo

Judit Prim Peñarroya y familia
bibliotecaindiana@gmail.com