domingo, 22 de junio de 2008

“Anales de la Corona de Aragón. Tomo I”- 1669



Hay momentos en la vida del bibliófilo, en los que se toma una decisión a sabiendas de que no es la opción correcta pero digamos, que es la qué toca en ese momento.
Dicho esto, que tomará sentido más adelante, sepamos algo de esta obra. Los Anales de la Corona de Aragón es una monumental obra de seis volúmenes. Monumental más por el contenido que por el continente en este caso. La parte principal de la obra está formada por veinte libros, divididos en dos partes y cinco por tomo. Así el segundo tomo rezaría, “Anales…..los cinco libros postreros de la primera parte…” y sucesivos. Formando cuatro tomos. El quinto lo dedica al Rey Fernando el Católico y se titula: “Historia del Rey don Hernando el Catholico: de las empresas y ligas de Italia” y el sexto sería “Los cinco libros postreros de la historia del rey don Hernando el catholico: de las empresas y ligas de Italia”. Este formato, que encaja con la cuarta edición, no es la única que ha tenido, pues ha ido variando con las diferentes ediciones. La primera edición de 1562 en casa de Pedro Bernuz se limita a la primera parte (2 volúmenes) y la segunda parte no aparece hasta 1579 en casa de Domingo de Portonaris y Vrsino.
Esta obra contiene la historia del reino de Aragón, desde el periodo islámico hasta el reinado de Fernando el Católico. El Autor es Jerónimo Zurita, zaragozano nacido en 1512, que ocupo numerosos cargos y fue nombrado cronista oficial de Aragón en 1548 y secretario de Cámara de Felipe II en 1566. Pero “los Anales” , su principal ocupación, le llevaron treinta años de su vida, y muere prácticamente viendo publicado su último volumen en 1580.
El volumen que nos ocupa, es el primero, que comprende el periodo histórico entre la entrada de los moros en España y el año 1313, a mitad del reinado de Jaime II, es un relato histórico riguroso, dejando fuera leyendas, rumores y creencias populares. Utilizó únicamente fuentes antiguas y documentación archivística, se alejó cautelosamente de las noticias transmitidas tradicionalmente por los historiadores anteriores, el mérito de los cuales radicaba únicamente en la acumulación de crónicas medievales, fuentes literarias y datos de segunda mano. Su estilo es enredado en ocasiones, motivado por la influencia de la prosa latina; y deshilvanado en su cohesión argumental, debido a la difícil transición entre los documentos originales que reproduce y también por atenerse a un estricto orden temporal en la exposición histórica, lo que hace que se repita información. Pero en definitiva es un pilar de la Historia de España y Aragón.




No voy a dar más datos de la obra ya que se le podría dedicar un blog entero, pero si estáis interesados en conocer el contenido lo podéis encontrar en la web, http://www.dpz.es/ifc2/libros/fichas/ebook2473.asp
Cambiando de tercio. Respecto a comprar volúmenes sueltos de una obra, os puedo decir que no soy partidario en general, pero hay situaciones de peso que hacen aconsejable lo contrario. Primera y principal el coste económico de una obra completa, y la de sus tomos sueltos. Creo que es interesante poder disfrutar de un “trozo” de obra, si no la puedes comprar completa. Sobre todo en obras, en las que cada tomo te ofrece información, que no es complementaria. Por ende, y esta es la segunda, es preferible un tomo de una obra histórica o científica que no de una obra literaria. Así que me decidí a comprar este tomo suelto.
Transcurrido un tiempo, y ahora viene el porqué de la reflexión inicial, tuve la ocasión de poder adquirir la obra casi completa. Era un librero norteamericano que la tenía en buen estado. Le faltaba el tercer tomo, y yo ya tenía el primero; eso y el precio en ese momento, hicieron que no lo comprara. Me arrepentí, pero hubiera sido un esfuerzo el pagarlo. Pero aun recuerdo las fotos de aquellos tomos en tan buena conservación, y el supra-libris con las armas de Aragón. Y lo que más me hace recordarlo es, los pocos tomos sueltos que salen a la venta de esta obra. En fin me remito a la frase del principio.
Su ficha es. “Anales de la Corona de Aragón” por Jerónimo Zurita. Zaragoza por Diego Dormer 1669. Folio. Portada a dos tintas con escudo xilográfico. 10 h. de Tabla y preliminares + 454 f. En cuanto a la encuadernación, cuando compre el libro la tenía de pergamino en mal estado y desprendido. Por lo que fui a un encuadernador valenciano, de la calle de la Nave, que me dio otra sabia lección. “No vayas a un encuadernador simplemente bueno, ha de tener sensibilidad y buen gusto”. Que chapuza. La encuadernación es correcta, el libro tiene sus tapas en pergamino, y esta fuertemente cogido al lomo y todo esta en su sitio. Pero, lo remata (entendiendo por rematar la acción de finalizar la muerte de alguien) el titulo en el lomo, mal impreso con alguna imprentilla. Y unos cierres con unas tirillas de gamuza, que en algún trozo no superan el milímetro y medio de espesor. Vamos, para cerrarlo y no volverlo a abrir jamás. ¿En que pensó el que lo hizo?




Al final lo que suele pasar, yo tengo un mal trabajo, ellos pierden un buen cliente.

13 comentarios:

Antonio dijo...

En el enlace que tan gentilmente nos suministras se encuentra también una "Revista de Historia Jerónimo Zurita", con firmas de renombre.
Yo, que ni soy historiador ni de grandes personajes, quiero pensar en el Jerónimo niño que miraba atrás con una constante interrogación. Sospecho que, ya mayor..., ¡¡también lucharía contra los malos encuadernadores!!.

Y de nuevo gracias por abrir tu biblioteca.
Saludos.

Apolonio-de-Rodas dijo...

Supongo que el encuadernador es el que ha cerrado no hace mucho....
Un saludo

lamberto palmart dijo...

Gracias Antonio por tu amable comentario. Efectivamente en este enlace de la Institución Fernando el Católico, podemos disfrutar "on-line" de unas cuantas publicaciones. Es de agradecer esta iniciativa, que permite investigar desde casa. Espero seguir leyendote por este rincón.

Apolonio, no se si esta abierto o cerrado pero es Chuliá, te lo digo por que te aprecio. Un saludo.

Apolonio-de-Rodas dijo...

La verdad es que en quien he pensado primero ha sido en el, ultimamente no se está cubriendo de gloria precisamente, pero pensaba que era el otro, que pese a tener un local estupendo,no se le veía con mucha faena que digamos.
Buenas noches

Alchemy dijo...

Lamberto, más allá de las idas y vueltas con la adquisición completa y de la falta de atino en el trabajo del encuadernador, el libro se ve interesante. Gracias por compartirlo y también por la reseña que nos dejas. La estoy explorando y encuentro material interesante ;-)
Saludos de invierno (esperando el "veranito de San Juan")desde la otra cara de la Tierra:
BeT

Apolonio-de-Rodas dijo...

Somos de la misma quinta.... pero yo empece con los libros antiguos a los veintipocos.
Buenas noches

Anónimo dijo...

HOLA LAMBERTO, siempre muy agradable leer tus reflexiones bibliófilas llenas de sentimiento y amor por los libros. Rompo una lanza en favor de Chuliá, q.e.p.d.(la verdad desde el afecto de haber encuadernado libros a mi abuelo, a mi padre, a mí), y de su hija Lupe y sobrina Amparo que regentan con acierto y amor ahora el establecimiento. Lo primero, lo que los americanos llaman "value for money" es decir precio/calidad del producto. Chuliá está focalizado a un producto barato, competitivo (encuaderna miles de volúmenes y tesis para la Universidad). No elabora encuadernaciones artesanas, porque además nadie en Valencia las solicita, ni está dispuesto a pagar lo que valen. Chuliá está en otro segmento: de producto y de precio. Tengo un par de cosillas algo raras necesitadas de sastre y llevo años dando vueltas en qué manos ponerlas: no veo en España ninguno que me satisfaga. Alguno de los más renombrados se han dormido en los vapores de la fama y los trabajos actuales que ofrecen no tienen la calidad que debe exigirse y que debe acompañar a un libro raro. Estoy haciendo gestiones en Portugal y en París a la búsqueda de buenos artesanos especializados en libro antiguo. Chuliá es estupendo para el libro normal: buen trabajo, buen precio: pero no exijas tapas gruesas bajo la piel, cierre del plano ajustado, sonoro, grave, cabezadas artísticas, cantos, contracantos dorados, elegantes doublures, pieles de calidad, etc. etc. Y como no hacen estos trabajos habitualmente si alguien lo demanda el producto resultante jamás podrá competir con el que lo efectúa de continuo. Si ves quien encuadernaba la biblioteca de Salvá observarás que todos eran franceses e ingleses. Españoles solo uno: un pariente abate. Y se nota al admirar los ejemplares de su biblioteca, que por cierto, estuvo instalada en su casa en la calle de La nave junto al taller de Chuliá.
Saludos cordiales, enhorabuena por tu página, admiración por tu amor a los libros. DIEGO MALLEN.

lamberto palmart dijo...

Acepto tus reprimendas, tal vez exigí a quien no debía o no podía. De todas formas ¿has pensado a la hora de hacerle un nuevo traje a tus libros, en Llorens en la c/ Caballeros? ¿Que opinión tienes de él? Nunca he sido cliente, pero tengo buenas referencias. También tienes en Madrid a Camacho y Cortés que creo podrían hacer lo que quisieras pedirles. Al fin y al cabo, en el caso de estos últimos, todo es cuestión de dinero.

Anónimo dijo...

Amigo Lamberto: buenas vacaciones. Seguiremos leyéndote, siempre con interés, en septiembre… y tal vez coincidamos un día de estos en el Asilo o en Solaz. Buenas vacaciones. Saludos cordiales, Diego M.

Anónimo dijo...

De los encuadernadores de Madrid que me citas ya tendremos ocasión de charlar... Te mostraré alguna encuadernación de ellos hecha hace quince años y compararemos con una actual...

A Llorens nunca le he encargado nada. Lo que muestra en el escaparate es seductor... pero si te fijas con detalle verás que los planos de alguna de las encuadernaciones expuestas están abarquillados. Para mí significa dos cosas: mala calidad en el cartón utilizado, poco cuidado con las encuadernaciones que elabora. ¿Dejarías una encuadernación expuesta al sol en la ventana de tu casa?
Creo que a Llorens le pasa como a Chuliá: la generación anterior fueron buenos artesanos encuadernadores. La actual está en la encuadernación de batalla y no tiene oportunidad de ejecutar buenas encuadernaciones.

Saludos. DM.

Anónimo dijo...

Tengo conocimiento del primer tomo de los anales de la corona de Aragón y conozco a la persona que lo posee,la cubierta es de pergamino,en la parte interna de la cubierta hay una anotación a mano "De la libreria de Sn Francisco de Borja"Esta impreso en Zaragoza en 1.664.Si quieren ponerse en contacto.e-mail jmjlopez@hotmail.es

Anónimo dijo...

Hola Lamberto, si esta interesado en algún tomo más, tenemos el 1, 2, 4 y el 6 de 1668 y 1669, muy bien conservados. email myrna137@hotmail.com

Jose Maria Garcia-Belenguer Monton dijo...

Hola,

Tengo a mi disposicion esta obra. Si estuvieras interesado por favor ponte en contacto conmigo en el email josemgarciabm@gmail.com.

Te puedo dar mas datos por correo.

Un salido,