domingo, 16 de noviembre de 2008

“Historia y magia natural – 1692”








Historia y magia natural o ciencia de filosofía oculta, con nuevas noticias de los más profundos mysterios, y secretos del Vniverso visible, e que se trata de animales, peces, aves, plantas, flores, yervas, metales, piedras, aguas, semillas, Parayso, montes y Valles. Por el padre Hernando del Castrillo de la Compañía de Jesús, natural de Cádiz. Donde trata de los secretos que pertenecen a las partes de la tierra. Con licencia. En Madrid: pos Jvan García Infanzón. Año 1692. Acosta de Joseph Bazcones, Mercader de Libros. Véndese en las gradas de San Felipe.

Creo que era necesario hacer llegar en un principio al amable lector el texto integro de la portada de este libro del jesuita Hernando Castrillo y observar lo curiosa y extraña que resulta la temática de este libro del XVII. Digamos que la fama de ocultistas de la Compañía de Jesús fue creciendo a golpe de ediciones de autores como Benito Pereira, Martín del Río, Juan Eusebio de Nieremberg o Athanasius Kircher. De hecho la obra de Castrillo queda encuadrada dentro de la misma concepción de la ciencia de filosofía oculta y magia natural de Kircher.


Aun así este libro tiene, como no podía ser de otra manera, la aprobación eclesiástica correspondiente, sino no se habría publicado. Tiene su lógica. En esta obra hay una clara diferenciación entre Magia Artificiosa, en la qué se utiliza la ayuda del Demonio para la consecución de acciones anti-naturales, y la Magia Natural en la que todo aquello que sucede en la naturaleza de manera inexplicable es Magia, pero por influjo divino. Encontramos inquietud por parte del autor por dar a conocer todo aquello que ocurre en la naturaleza, casi con un ansia pre-ilustrada, pero como no encuentra explicación “científica”, la causa de todo lo inexplicable es la Magia Natural.




De todas formas el autor hace clara defensa de las artes mágicas, no como poder del Demonio sino como poderes especiales por si. Dice en la Pág. 7 “es imposible que todos los efectos maravillosos, y raros que se ven, tengan causas naturales, porque los Magos suele hazer cosas superiores a la esfera de la virtud natural de las cosas sublunares, como sanar enfermos, echar Demonios de los cuerpos humanos, y hazer otras cosas semejantes a los verdaderos milagros”.

Os transcribo el principio del capítulo primero que no tiene desperdicio acerca del “significado del nombre Magia” que no tiene desperdicio. Realmente me pregunto como paso la Inquisición estas cosas: “Los Filosofos Gentiles equivocan, y confunden el nombre Magia, aplicandole unas vezes para significar las obras ocultas de la Naturaleza, otras las del arte, y otras las que se hazen por la del Demonio; pero otros le estrechan à sola la diabolica, como Vitoria Angles, y algunos otros.
Del río pretendiò hallar, y definir una razon general, que fuesse indiferente à todas las especies de Magia, que se han dicho. Dize, pues, que Magia es un arte, ò facultad, que obra con virtud natural cosas insolitas, y maravillosas, que exceden la comun opiniòn, è ingenio de los hombres. Llamala arte, por comprender cualquier conocimiento, ciencia, ò opiniòn mecanica, ò liberal, natural, ò artificial, por virtud del hombre, ò del Demonio.
Pero la Magia es un conocimiento mas universal; porque se estiende à las cosas sobrenaturales, y divinas, que por esso San Geronimo dividiò la Magia en blanca, y negra, que son las que llama S. Agustin Theurgiam, y Geoteiamam”
.





Este libro que es un 4º menor contiene, portada con un texto manuscrito en el verso de la hoja firmada por Manuel Chochumba, lo que indica que este libro paso sus primeros años en Sudamérica, entre otras cosas porque antes de comprarlo en una librería de Barcelona pude ver esta misma portada en Uruguay y la descripción exacta del mismo ejemplar, más tarde en Argentina. Continúan cuatro hojas de preliminares, 342 Págs., cuatro hojas de índice de las cosas principales que se contienen en este libro, y por último cuatro hojas de índice de los tratados y capítulos que se contienen en este libro. El libro está dividido en cuatro tratados que son 1º- Libro primero de la Magia natural ilustrada, o ciencia de filosofía secreta de los más ocultos misterios de la naturaleza. 2º-De la materia, y objeto de la Magia natural que es la tierra. 3º- De otra parte más descollada, y excelente de la tierra, que es el Parayso que plantó Dios e ella. 4º- De los montes de la tierra. 5º De los campos, valles y bosques de la tierra, y de las yerbas y árboles que se crían en ellos. 6º- De los metales, y de algunas piedras de la tierra.

Algunos de los capítulos que contienen estos seis tratados son totalmente fantasiosos, lo que hace que tengan una lectura muy amena.

El libro como veréis tiene una buena conservación y está completo. Tiene una clásica encuadernación en pasta española, blanda y con signos del paso del tiempo, pero sin perdidas, que aumentan el encanto del volumen.




De esta obra se hicieron tres ediciones, la primera en Trigueros (Huelva) por Diego Pérez de Estupiñán en 1649. Todo parece indicar que se trata de un impresor ambulante y que es reclamado por el jesuita que se encontraba en aquel tiempo en el antiguo convento de Santa Catalina. Es el primer libro impreso en la provincia de Huelva. La segunda se imprime en Madrid, que es la que aquí nos ocupa con dos variaciones en el editor Joseph Bazcones y Francisco Sacedón y por último la tercera en Madrid por Juan Sanz en 1723.
Es un libro interesante del que se podrían hacer comentarios para llenar medio Blog.

4 comentarios:

DIEGO MALLÉN dijo...

Buenas noches Lamberto, este mensaje va dirigido, más bien, a tus asiduos y amables lectores. A ellos me dirijo para comunicarles que he tenido el privilegio de visitar la biblioteca de Lamberto y admirar las joyas que atesora. librería reunida con criterio, con rigor y con amor infinito por ir abrazando, día a día, catálogo a catálogo un conjunto de obras que sin duda alguna darán en ser una de las bibliotecas valencianas de referencia. Amigo Lamberto tu juventud es tu mejor aliado, junto a tu perseverancia y voluntad bibliófila para formar una librería única, singular y preciosa. ¡Enhorabuena! Amigos lectores está página nos regalará joyas estupendas, obras codiciadas (¡¡¡ay ya sabes algunas de las que más me fascinaron!!).
Muchas gracias lamberto por permitirme visitar, contemplar, tocar y oler tus libros. Decía el diletante César González Ruano que "los libros se huelen... y algunos se leen". Enhorabuena por tu biblioteca, por tu afición y por regalarnos a los que te seguimos y leemos con tus descripciones siempre tocadas por la sensibilidad y el amor por los libros. Un abrazo fuerte y bona nit,
Diego.

Galderich dijo...

Realmente los libros de ciencia, vistos desde tantos siglos después, nos provocan un esbozo de sonrisa. Este es genial y debe ser una maravilla su completa lectura. Pero ¿Qué dirá un bibliófilo del siglo XXIII de nuestros libros de ciencia actuales?
Un abrazo, y como dice Diego Mallén "enhorabuena por tu biblioteca, por tu afición y por regalarnos a los que te seguimos y leemos con tus descripciones siempre tocadas por la sensibilidad y el amor a los libros".
Ya ves que los "viejos" libros nos llevan a reflexiones actuales!

lamberto palmart dijo...

Gracias Diego por tu amabilísimo comentario. Fue un honor para mí presentar mis libros a tan ilustre bibliófilo, digno sucesor de Salvá. Mi mayor preocupación fue que alguno de mis ejemplares pudieran ser dignos de tu admiración. Creo que alguno te presente que no conocías, y resultó de tu agrado. ¡Que mayor satisfacción puedo pedir! Seguiré poco a poco ampliando mi biblioteca y seguiremos comentando, amigo Diego, las vicisitudes y alegrías que nos depara nuestra pasión. Espero que tus circunstancias familiares actuales progresen positivamente, que es lo principal.Un abrazo

Creo Galderich que en esto de los libros convergemos en bastantes cuestiones, según he leido en la respuesta a mi comentario en tu blog. Tengo la misma actuación que tú al entrar en una librería de viejo. Más que buscar quiero encontrar. Encontrar el libro que en ese momento me resulte apetecible, que cuando lo tenga entre mis manos confluyan una tormenta de sensaciones físicas e intelectuales, el tema, la época, el tacto, el olor, los detalles del libro, como tú muy bien has explicado. Y claro está, que tenga un precio que se adecúe a mi economia en ese momento. En cuanto a los bibliófilos es un tema que entiendo que reuyas. Pero de todo hay. Yo he tenido la suerte, gracias a mi blog, de conocer a Diego Mallen, aquí en Valencia, y compartir experiencias bibliófilas tomando una cervecita. Experiencia novedosa para mi, no lo de la cerveza, sino emular a lo que tanta gente hace con el futbol, por ejemplo; pero a nivel de tertulia de libros. No es muy corriente en el siglo XXI, tal vez lo fue en el XIX. Nos gustaría encontrar más bibliófilos de mente abierta para retomar la antigua Sociedad de Bibliófilos Valencianos, sin más pretensiones que charlar de vez en cuando sobre libros. Espero Galderich que puedas compartir tu afición en Cataluña, que es tierra de buenos biblófilos. De todos modos siempre tendras un hueco en mi Blog.

Saludos cordiales

Lamberto Palmart

DIEGO MALLÉN dijo...

Buenas noches amigo lamberto, gracias por tus palabras de ánimo por mi asunto familiar. Ahí estamos y ahí está él, valiente, fuerte, jabato dispuesto a pelear sin miedo frente al cáncer.
Recibí el manuscrito y las cartas de las que te hablé y le puse un comentario al amigo Apolonio pues él tiene otro igual (de los 4 que se conocen). le proponía compararlos y sería estupendo que accediese y podíamos visitarle. Vamos a ver...
Seguimos pendientes del encuentro de bibliófilos valencianos, vamos a poner fecha, sitio y hora, ¿antes de Navidad?
¿Recibiste la encuesta para bibliófilos?
Saludos bibliófilos, Diego.