domingo, 1 de febrero de 2009

“Anatomía de todo lo visible e invisible” – 1738









Sigue el titulo: “Compendio universal de ambos mundos: Viaje fantástico: Jornadas por una y otra esfera; descubrimiento de sus Entes, Substancias, Generaciones y Producciones. Noticia de los movimientos, y naturaleza de los Cuerpos Terrestres, y celestiales, y Ciencia de los Influxos de los Eclipses de Sol, y Luna, hasta el Fin del Mundo”. Su Autor Don Diego Torres de Villarroel, impreso en Salamanca por Antonio Villarroel, s.a. La dedicatoria fechada el 20 de febrero de 1738. 4º, 21h +232 Págs.
Uno de los personajes españoles más pintorescos del siglo XVIII es el autor de este libro, Diego Torres de Villarroel. Culto, irónico y desenfadado qué se autodenominaba el “Gran Piscator de Salamanca” como hizo otro astrólogo milanes del XVII, el Gran Piscator Sarrabal.
En algunas ocasiones y para una mayor comprensión del desocupado lector, y siguiendo el ejemplo de Plutarco, me gusta buscar similitudes entre los autores de mis libros y algún personaje actual. En el caso de Torres Villarroel lo compararía con varios autores y periodistas, J.J. Benítez, Iker Jiménez y Jiménez del Oso. Personajes que a través de sus curiosidades, fantásticas historias y buscarle tres pies al gato, han conseguido pingües beneficios de sus relatos. En el caso de Torres Villarroel, llegó a ingresar dos mil ducados anuales por sus obras, auténticos éxitos editoriales de la época que llegaron a ser plagiados.

La biografía del Doctor Torres está salpicada de continuas aventuras que forman parte del argumento de sus obras.
Este salmantino nacido en 1694, vivió desde pequeño rodeado de libros; su padre era librero. Aunque fue buen estudiante, pronto se metió en problemas y se dedicó a hacer toda clase de travesuras, que el mismo contó en su biografía. Sentía predilección en sus lecturas por las obras de Astrología y Cosmografía, que le influenciaron en su gusto por las matemáticas. Motivado por sus correrías marchó a Coimbra y Oporto donde llevó una vida aventurera en la que fue sucesivamente ermitaño, bailarín, alquimista, matemático, soldado, torero, estudiante de medicina, curandero, astrólogo y adivino. A su vuelta a Salamanca sentó la cabeza y emprendió un programa de voraz lectura de libros de filosofía natural, magia y matemáticas. Y se dedicó a escribir almanaques y pronósticos; negocio que le fue muy bien. Estudia medicina en Madrid y se gradúa en Ávila, donde sería nombrado vicerrector. Pero decide marchar a Madrid donde pasa algunas penurias, pero consigue estabilizarse gracias a la Condesa de Arcos, donde intento solucionar un problema de “fantasmas”. Escribe en la Gaceta de Madrid y en sus apariciones públicas se ríe y critica las clases altas lo que al final desencadena que sea expulsado de Madrid por orden del Real Consejo, volviendo a Salamanca. En Salamanca consigue la cátedra de matemáticas en la Universidad, que durante treinta años se hallaba vacante. En 1732 se gradúa en Artes. Posteriormente se ve involucrado en un delito y huye a Burdeos y a su vuelta a Salamanca es desterrado a Portugal de nuevo. Gracias a sus hermanas volvió a Madrid y se dedica a escribir libros y sonetos, que hacen aumentar su prestigio y llega a vivir en casa de la Duquesa de Alba. En 1742 publica las cuatro primeras partes de su vida de la que se hacen seis reimpresiones tres legales y tres furtivas. En 1745 sufre una depresión moral y filosófica que le hace arrepentirse de sus obras satíricas y sus fechorías juveniles. Se ordena sacerdote a los 52 años y en 1750 tras 24 años de cátedra pide la jubilación, que se la concede Fernando VI por real decreto, y emprende el Camino de Santiago acompañado de admiradores y conocidos. En 1752 se edita la primera edición completa de sus obras, insólito hecho para la época, y que además se hizo por suscripción pública, encabeza por la familia real, el Marqués de la Ensenada y gran número de nobles, colegios mayores, religiosos y público en general. Siguió activo hasta su fallecimiento el 19 de Junio de 1770 a los 77 años de edad, en el Palacio de Monterrey en Salamanca.

En cuanto a las ediciones de la obra que nos ocupa, posteriormente a la de Antonio Villarroel, -que era su primo-, se publica en 1752 otra en Salamanca por Pedro Ortiz Gómez, que será el primer tomo de sus obras completas, y otra edición en 1794 y por la Viuda de Ibarra en 1794 que según Palau se considera el primer tomo de la segunda edición de sus obras completas. Aunque Palau indica que “Anatomía de todo lo visible…” es la obra “Viaje Fantástico del Gran Piscator de Salamanca….”, tengo mis dudas, ya que la edición de 1724 (Palau 337339) consta de 110 Págs. y las dos de 1725 (Palau 337340 y 337341) constan de 52 Págs. Por lo cual es obra ampliada de la anterior. La edición de 1738 también la cita Salvá en sus comentarios en 1006. En cuanto a la rareza de esta edición, Palau cita la venta de un ejemplar falto y en el CCPBE solo hay un ejemplar citado en la biblioteca de la Diputación Provincial de Zamora y el catalogo REBUIN cita un ejemplar en la Universidad de Oviedo y otro en la biblioteca del CSIC.

El libro esta encuadernado en buen pergamino, en el lomo se halla rotulado el autor y el título de la obra así como una planta con flor en la mitad inferior. Al abrirlo descubrimos en su interior un ex-libris grabado al aguafuerte que nos indica que su anterior propietario fue D. Manuel de Aguilera y Ligués, XVIII Marques de Cerralbo. Este ex-libris se encuentra reseñado en la obra “Catálogo de Ex Libris de Bibliotecas Españolas en la Biblioteca Nacional” Madrid, 1989, con el numero 30.



Cuando te encuentras con un ex-libris como este te cuestionas la procedencia, ya que existe un Museo Cerralbo con una hermosa e importante biblioteca. Pero la donación del Museo Cerralbo la hizo el padre de D. Manuel en 1924, es decir el XVII Marqués. También hay que indicar que lo adquirí en una principal librería madrileña, lo que en principio es señal de garantía. En fin estas cosas te muestran las vicisitudes de las bibliotecas y los bibliófilos.
Por curiosidad esta es la parte más actual de la genealogía de los marqueses:
XVII Marqués de Cerralbo, D. Enrique de Aguilera y Gamboa, se casó con Inocencia Serrano y Cerver, sin descendencia. En el año 1920 vendió a los habitantes de Cerralbo las tierras y las casas que hasta esa fecha eran arrendadas. Le sucede su sobrino nieto D. Manuel, hijo de Manuel de Aguilera y Pérez de Herrasti y nieto de D. Manuel de Aguilera y Gamboa.
XVIII Marqués de Cerralbo, D. Manuel de Aguilera y Ligues, muere sin descendencia, y le sucede su primo hermano D. Fernando.
XIX Marqués de Cerralbo, D. Fernando de Aguilera y Albarzuza, casado con Pilar Narváez y Coello de Portugal, sucediéndoles su hijo D. Fernando en 1982.
XX Marqués de Cerralbo, D. Fernando de Aguilera y Narváez.



Comienza la obra con unos amplios preliminares, que incluyen en la primera hoja una xilografía del escudo eclesiástico de D.Gaspar de Molina y Oviedo a quien va dedicada la obra. Después de diferentes licencias y aprobaciones, el autor da noticia de todos sus trabajos y ejercicios literarios hasta la fecha, publicidad de la época, así como una relación de obras “que le han hurtado”. Un par de prólogos y un Romance en Arte Mayor finalizan los preliminares.
La obra esta enfocada como un viaje en el qué el autor nos acompaña en su recorrido en cinco jornadas. Con una introducción como “preparación al viaje” y un capítulo final como “descanso del viaje”.
En la primera jornada entramos en el mundo subterráneo, donde nos muestra, a modo de historia natural, los más extraños elementos de la tierra; sus minerales, metales y piedras preciosas.
En la segunda jornada nos acompaña en un recorrido por la superficie terrestre, en la cual engloba desde la descripción de los continentes, el reino animal y vegetal, y la anatomía del hombre.
En la tercera jornada, nos relata el mundo de las aguas, su naturaleza, sus accidentes y divisiones.
En la cuarta nos habla del aire, el fuego, relámpagos, lluvias y vientos, y en general diferentes incidentes metereológicos.
En la quinta jornada entra en la especialidad del autor, los cielos y los astros. En un principio nos pone en situación explicándonos los diferentes elementos que utilizamos para la comprensión del firmamento, el horizonte, los meridianos, el zodiaco, la esfera armilar, etc. Para a continuación entrar en la astrología y salir por el cocimiento de los habitantes del cielo empíreo, ángeles y otros habitadores; y ángeles malos, demonios, brujas, hechiceras, etc.
En el descanso del viaje nos explica detalladamente el desarrollo de los diferentes eclipses y sus predicciones.
En definitiva un libro para entretenerse y pasar el rato.

7 comentarios:

DIEGO MALLÉN dijo...

Hola Lamberto: parece que vamos sincronizados en la publicación de nuestros artículos. Estupendo el del Gran Piscator y muy especialmente su biografía que no conocía con tanto detalle: vida atribulada y turbulenta con final feliz. No sé si he visto tu ejemplar... Tiene inmejorable procedencia.
Saludos biblófilos, Diego.

Galderich dijo...

¿Crisis en el cine español? ¡Que alguien recoja esta biografía que es fantástica y sale una película o una serie sobre el s. XVIII español perfecto de un éxito asegurado!
Fantástico libro para entrenerse leyendolo con tranquilidad y sorpresa constante.
El lomo de una belleza sin par.

lamberto palmart dijo...

Buenas noches, Diego. Los domingos son ideales para estos ratos de estudio y reflexión sobre libros, así que convergemos en el horario de nuestros comentarios. Este libro es muestra de tus inmejorables consejos.

Gracias por tus comentarios y saludos bibliófilos.

lamberto palmart dijo...

Galderich, me alegra que encuentres interesante esta historia de Torres Villarroel, realmente un personaje digno de best-seller o película taquillera

Buenas noches y saludos bibliófilos.

Anónimo dijo...

Interesantísimo reportaje en Cuarto Milenio sobre libros con Piel Humana. En dos casos han dado en el clavo. Por cierto, el mejor reportaje sobre la vida de Torres Villarroel lo he visto en el programa del insigne Iker. Fabuloso. Esta en youtube y estuvieron varios profesores de la Univ de Salamanca y el director de Salamanca Ciudad Cultural.

Alejandro Gomez Guerrero dijo...

interesante hallazgo, por catalogos de librerias anticuarias europeas andan circulando algunas cosas con el ex libris del marqués
impresionante blog gracias

Héctor dijo...

Buenos días a todos. Un amigo mío tiene un ejemplar editado de la "Anatomía..." publicado en 1738, completo, en perfecto estado. Me pregunta que cúanto podría valer este libro en el mercado bibliófilo. Si alguien lo sabe, le agradecería la información. Un cordial saludo