domingo, 22 de febrero de 2009

“Recreación Filosófica” -1792, 8 v.

.













Proemio:

En mi caso particular lectura y música muchas veces van acompañadas, por ende escritura y música muchas veces forman una simbiosis difícilmente separable. De manera que en esta ocasión quiero realizar una experiencia. Mientras estaba escribiendo este artículo he buscado la melodía que mejor me inspirara y que a la vez reflejara las sensaciones que me aporta esta obra que hoy os muestro. Por eso creo que, si tenéis la ocasión, a la vez que leéis estas líneas escuchad la Serenata para cuerda OP.22 de Antonin Dvorak. Aunque es posterior en época creo que añade expresiones difíciles de plasmar con palabras, sobre todo el 3º movimiento. Feliz lectura y audición.

Creo que el título de este libro, “Recreación Filosófica ó diálogo sobre la Filosofía Natural para instrucción de personas curiosas que no han frecuentado las aulas” es suficiente para entender de un plumazo el contenido y razón de esta obra.
A mí personalmente me atraen todas las connotaciones que manan de esta obra. En primer lugar es un ejemplo más de la corriente enciclopédica de la época, mi espíritu ilustrado me empujo a adquirir esta obra que es un compendio de física, historia natural y filosofía, siempre usando la filosofía como método de conocimiento del hombre y de la naturaleza que le rodea. Igualmente me resultó curioso lo de “instrucción de personas curiosas que no han frecuentado las aulas”, sinceramente la idea de que hubiera esa sed de conocimiento entre un sector de la población, que por la evidente dificultad de acceso a la educación que imperaba, acudieran a las librerías a adquirir obras como estas, me parece idílico. Incluso resulta acertada la estructura de la obra, en la qué en vez de capítulos, el autor divide la obra en tardes de paseo, en las cuales Teodosio y Eugenio, dialogan sobre diferentes facetas del conocimiento, siendo Teodosio el que resuelve las dudas de Eugenio; nuevamente idílico.

Originariamente la obra es portuguesa y se la debemos a Teodoro de Almeida, lisboeta nacido en 1722. Socio fundador de la Academia Real das Ciências de Lisboa, ingresó como religioso en el Oratorio de S: Felipe Neri. Tuvo que emigrar a Francia, por efecto del célebre rompimiento entre el papa y el rey José I y por la persecución realizada por el gobierno del Marqués de Pombal a los clérigos .Allí permaneció diez y ocho años dedicado a la enseñanza. Estuvo muy bien considerado en España, así D. Marcelino Menéndez y Pelayo, -indiscutiblemente lo expresa mejor que yo-, dice de él en su obra “Los Heterodoxos españoles” 1880, libro VI, capítulo 3. “…han llamado el Feijóo portugués, escritor fecundísimo, fiel a la divisa instruir deleitando, cuyas Recreaciones filosóficas contribuyeron, juntamente con el Teatro crítico y con el Espectáculo de la Naturaleza, del abate Pluche, y con las Reflexiones filosóficas, de Sturm, a difundir entre los jóvenes y las mujeres y el vulgo no erudito de la Península una noticia más o menos superficial, más o menos razonada, de los fenómenos naturales y de los adelantos de la física experimental. Por tal manera, el P. Almeida, hombre cándido, modesto y virtuosísimo, vino a lograr extraordinaria fama, multiplicándose enormemente las ediciones de sus obras, que le dan derecho a figurar entre los más beneméritos propagadores de la general cultura, si bien nunca pasa de exponer con elegante perspicuidad observaciones y noticias muy comunes.”

Teodoro Almeida falleció en Lisboa en 1803 habiendo publicado entre otras obras las siguientes (os cito las publicadas en español):

“El hombre feliz, independiente del mundo y de la fortuna, o arte de vivir contento en cualesquier trabajos de la vida”. Traducción del portugués por José Francisco Monserrate y Urbina. Joaquín Ibarra, Madrid 1783, 3 tomos, XXVIII+280, 303 y 304 págs.

“El filósofo solitario. Obra instructiva, curiosa y filosófica, compuesta por un sabio anónimo portugués”. Traducida por un amante de la razón y de las letras. Benito Cano, Madrid 1788, 3 tomos.

“Física experimental e Instituciones de la natural filosofía”. Traducción al castellano por D.F.G.P. Imprenta Real, Madrid 1790,

“Muerte alegre del filósofo cristiano”. Traducción por Fr. Rosendo Fernández Puga. Cano, Madrid 1799,

“Arte de vivir contento en cualquier trabajo de la vida”. Traducida y exornada con un compendio histórico, un mapa geográfico y otras notas y estampas por don Benito de Riol. Imprenta Real, Madrid 1800.

La recreación filosófica Teodoro de Almeida se escribió y publicó en portugués , en Lisboa, entre 1751 y 1800, en 10 tomos, mientras tanto salían en España dos ediciones, la primera por la viuda de Ibarra entre 1785 y 1787 en 7 tomos. La segunda, que es la que hoy nos ocupa, en 1792 en 8 tomos. Entre 1787 y 1792 se publicaron como continuación de la obra “Las cartas físico-matemáticas”. Los tomos 9 y 10 de la Recreação Filosófica (los dedicados a la teología natural y a la teología moral) se publicaron en español bajo el título de Armonía de la razón y la religión (en 1798 el primer tomo, en 1802 una nueva traducción, por Francisco Vázquez, de los dos tomos). Nunca la Recreación filosófica se publicó en español de forma conjunta (los 10 tomos) y bajo tal título. Las impresiones españolas tercera (1803) y cuarta (1827) lo son de los ocho primeros tomos de la Recreación filosófica y de los tres de las Cartas físico-matemáticas (en total 11 tomos).

La obra de formato 8º, encuadernada en pasta española con tejuelo rojo, con autor y título, y discretos hierros en el lomo, se estructura de la siguiente forma:

TOMO I
- En que se da una breve noticia de las partes de que constan todas las cosas naturales en común, de las propiedades que tienen, y particularmente del movimiento de la Gravedad general en todas las cosas.
-Comiénzase a tratar del movimiento y de las máquinas de levantar con facilidad grandes pesos.
- De los otros movimientos además de de la gravedad
- Trátase del peso y movimiento de los cuerpos líquidos

TOMO II
- Trátase de la luz, sus propiedades y efectos.
- Trátase de los colores, y también de las reflexiones y refracciones de los rayos colorados.
- Trátase del sonido, olor y sabor
- Trátase del calor, del frio, y de otras cualidades que pertenecen al sentido del tacto
- Espónense las principales dificultades que los peripatéticos ofrecen contra los modernos.





TOMO III
- Trátase de los elementos en común, y en particular del elemento del fuego.
- Trátase del fuego que con el calor pasa de unos cuerpos a otros: de la región del fuego, de los fuegos subterráneos, del fuego de la pólvora, &c.
- Trata del elemento del agua.
- Del elemento del aire.
- De los efectos más notables así del peso del aire como de su elasticidad.
- De los efectos más notables de la elasticidad del aire, y del elemento de la tierra.





TOMO IV
- Trata del sentido de la vista.
- De la dióptrica o de los instrumentos de que los ojos se sirven, y que hacen su efecto con la refracción.
- De la catóptrica o de los instrumentos de que los ojos usan, y que hacen su efecto por reflexión o reverberación.
- De los otros sentidos del hombre externos e internos, de la voz humana, del sueño, vigilia, &c.
- De la fábrica del cuerpo humano.
- Continúase tratando de la fábrica del cuerpo humano.



TOMO V
- De los brutos en común.
- De los insectos en común.
- De las partes de los insectos.
- De los insectos en particular
- De las aves.
- De los peces, mariscos y animales terrestres
- De los árboles, flores y frutos.



TOMO VI
- De los cielos y de los astros en común.
- Del sol y la luna en particular.
- De los demás planetas en particular, y de los cometas y estrellas.
- De los movimientos de los astros comparados entre sí.
- De la causa física del movimiento de los astros, y de las leyes que perennemente observan.
- De los efectos que nacen de la figura y situación del globo de la tierra respecto de los astros.
- Del globo de la tierra considerado en sí mismo, y de su atmósfera.



TOMO VII
- Introducción a la filosofía racional.
- De nuestra imaginación, y modo con que obra.
- Dase noticia del entendimiento y de sus ideas.
- De las enfermedades de nuestro entendimiento y de sus remedios
- De otras enfermedades del entendimiento que le vienen de afuera: donde se trata del arte crítica.
- Del buen uso de nuestras ideas.
- Del juicio o sentencia que da nuestro entendimiento.
- Del discurso bien formado.
- De los sofismas o discursos cavilosos.
- Del método.

TOMO VIII
- De algunas doctrinas importantes, previas a la metafísica
- De los axiomas generales para todas las ciencias, artes y discursos.
- De las propiedades comunes a todas las cosas
- De la grandeza y la pequeñez, propiedades también comunes a todas las cosas.
- De nuestra alma y sus perfecciones.

P.S. Dentro de unos días se inaugura la XXXII Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Valencia, las casetas ya asoman a la Gran Vía Marques del Turia, y muestran los nombres de los libreros que allí expondrán sus libros a la espera de que algún lector o bibliófilo los acojan en sus hogares, espero que sea fructífera.

4 comentarios:

Galderich dijo...

Fantástico experimento este de escuchar la música elegida por ti y tu artículo! Doble placer.
Me imagino a los dos protagonistas paseando como si fuese la ágora comentando la física como si de un catecismo de la época se tratase, con preguntas y respuestas.
Este fue uno de les sistemes de divulgación del saber del siglo XVIII que nos has mostrado con encantadoras ilustraciones. Vale la pena engrandecerlas para poder disfrutar de ellas.
Otra vez más felicidades por tu, en este caso, doble regalo.

DIEGO MALLÉN dijo...

Buenos días amigo Lamberto, amenísima descripción de esta obra estupenda de Almeyda, ejemplo de la influencia de los ilustrados y de la propia Encyclopèdie en todos los países de Europa. El conjunto es bello en su encuadernación española del XVIII, más austera que las francesas de la misma época; pero ya sabemos que nuestros vecinos en materia de impresión y encuadernación siempre nos ganan: "un español es un francés pobre" dijo Baroja. Aún así me quedo con las encuadernaciones e impresiones españolas: en su sencillez son más atractivas... para mí. Voy a probar lo de Dvorak inmediatamente.
Nos vemos mañana.
Saludos bibliófilos.

lamberto palmart dijo...

Siempre puntuales en vuestros comentarios. Es de agradecer este intercambio de pareceres que alegran y motivan mis descripciones de libros. Me alegra Galderich que te gustase la pieza de Dvorak en compañía de mis humildes letras y los interesantes grabados de la obra de Almeyda.

Muy acertada la expresion de Baroja nos guste o no, la encuadernación española en general tiene una sobriedad característica frente al preciosismo francés, pero lo español siempre nos llegará más adentro, igualmente habrá a quien le guste y a quien no.

Mañana nos vemos. Saludos bibliófilos.

Alchemy dijo...

Que belleza!! El tomo II y el VI me han impactado sobremanera.
Gracias Lamberto, por compartir esta joya!
Un abrazo.... comenzando Marzo y sus cambios:
BeT (Alchemy)