domingo, 14 de marzo de 2010

Estudi bio-bibliografich de Rafèl Martí de Viciana -1911






Este librillo que hoy presento es un pequeño ejemplo de que la búsqueda de ejemplares no conoce de buenas o malas librerías o de momentos más o menos propicios. El destino del libro es tan variado como su vida misma, así como las vicisitudes que le rodean hasta llegar a nuestras manos.
No es un libro importante, pero es una edición corta y cuidada de un humilde investigador que quiso poner su granito de arena en el conocimiento de la vida y obra de uno de los importantes cronistas y prócer historiador valenciano, Rafael Martí de Viciana. Nacido en la localidad castellonense de Burriana en 1502 y fallecido en Valencia en 1582. Cronista, Notario e historiador, miembro de una familia que obtuvo su nobleza gracias a su fidelidad y servicio a la casa real.
La guerra de las Germanías marcó su juventud, ya que participó activamente en ella, haciendo de correo entre su tío Rampston de Viciana, lugarteniente del gobernador de la Plana y represor de los "agermanats", y el virrey, Diego Hurtado de Mendoza.
En el año 1522 vio como su padre era asesinado por los "agermanats". Eso marcó de manera definitiva el juicio y la visión que tendría de la guerra de las Germanías.
Al acabar la guerra comienza a ejercer como notario y como escribano del administrador de Burriana, donde finalmente se estableció. Participa en las Cortes de 1542 y 1547, donde desarrolló una intensa actividad.
Su actividad como escritor se centra en dos títulos, “La Crónica de la Ínclita y Coronada Ciudad y Reino de Valencia.” y “Libro de las alabanzas de las lenguas Hebrea, Griega, Latina, Castellana y Valenciana”. Impreso en Valencia, el año 1574 por Joan Navarro, en 1765 impreso por Salvador Faulí y en 1877 por Francisco Aguilar.

La aparición de este estudio sobre Viciana, escrito por Joan Rodríguez Condesa, autor del cual no he logrado averiguar ningún dato, salvo que publicó alguna obra más de carácter pedagógico, tal vez se trate de algún erudito local, tiene mucho que ver con el acto que en honor de Rafael Martí de Viciana realizó la decana entidad cultural valencianista “Lo rat penat” en Burriana el primer día de julio de 1911, con la colocación de una piedra conmemorativa en dicha localidad., según reza el colofón de esta obra.
Colación: 8º mayor 53 págs. + 1h, 9 láminas (palau cita 8) Imp.Francesc Mora, Valencia 1911. Palau 273810






No fue la única pues existe otro pequeño folleto del mismo año escrito por el abogado, Vicente Forner Tichell “Estudio acerca de la casa solar de los Viciana” 20 p. Imprenta de Monreal 1911 que después se amplió en 1920 con la obra “Familia de los Viciana (estudio histórico-crítico)” 469 p. Imprenta de Francesch Vives Mora, la misma imprenta que dio a la luz el ejemplar que hoy vemos. Hasta la década de los setenta no veremos más estudios sobre Viciana.
La edición de este libro escrito en valenciano está cuidada, papel verjurado de alto gramaje en el que se aprecia perfectamente la marca de los corondeles y puntizones, de alta calidad, conservando las barbas y la marca al agua de “Joseph Guarro-Catalunya”. Una tirada limitada a 50 ejemplares de los cueles he encontrado 13 en bibliotecas públicas españolas. De los treinta y siete restantes, este lleva una dedicatoria manuscrita del autor a D. Manuel Polo y Peyrolón , Catedrático de Psicología, Lógica y Ética, nacido en Cañete (Cuenca) el 11 de junio de 1846, y fallecido en Valencia en abril de 1918, y que ocupó el cargo de senador desde 1907 hasta su fallecimiento.










Los detalles que ofrece esta obra acerca de las ediciones de las obras de Viciana son muy completos. En las obras de Viciana, que habría que dedicarle un artículo a parte, siempre llama la atención la enigmática primera parte de su “Crónica” de la cual no se ha conservado ni visto una sola página de ella, aunque se tiene la certeza de su existencia. Añade el autor diez cartas de Martí de Viciana extraídas de archivos valencianos que arrojan luz sobre su vida y que posteriormente utilizaría Forner en su libro sobre la “Familia Viciana”
Dada la escasez de este ejemplar el ayuntamiento de Burriana lo reeditó en 2003 y la Biblioteca Valenciana lo tiene digitalizado en su web.
Este libro que lleva antiguos sellos de biblioteca, lo encontré en una casi ignota y desapercibida librería de viejo valenciana, que por rótulo solo lleva “Libros Antiguos” y se encuentra en la c/Pintor Salvador Abril de Valencia.

9 comentarios:

Diego Mallén dijo...

Obra estupenda esta sobre el gran Viciana. Tanto por el primor y la rareza de la edición de 50 ejemplares y por su contenido.

¡Gran impresor valenciano del XX fue Vives Mora!

¡Cúanta razón tienes en que donde menos se piensa encuentras un buen y raro libro! Nunca entré en la librería que indicas...

Creo que de la primera parte de la Crónica de Viciana no se conoció jamás ni se conoce ejemplar, como ya dice Salvá, por tanto es incluso más rara que la Biblia de San Vicente impresa en lengua valenciana de la que al menos se conservan los 3 últimos folios de un ejemplar en la Hispanic.

También es bien raro La alabanza de la lenguas castellana-hebrea-valenciana de Viciana, ¡jamás he visto un solo ejemplar corriendo por el mercado!

Mañana deliciosa a pesar del percance del aperitivo...

Hemos salido esta noche a picar y fuimos a la cervecería de tu mismo nombre. Me vengué con estupendos calamares a la romana...

¡Saludos bibliófilos!

Diego Mallén dijo...

te has dado cuenta que Lo rat penat del rey don Jaime mira a la derecha en ese libro y que en el escudo oficial de la GV mira a la izquierda.

No sé ciertamente donde debe mirar... pero sí recuerdo que la dirección del escudo de la GV se cambió de derecha a izquierda pues se llegó a la conclusión que originalmente miraba a izquierda...

Lo curioso en que la portada de la alabanza mira a derecha...

Aficionado dijo...

Hola qué tal?
Me parece muy curiso e interesante este blog, y a inexpertos como yo, nos ayuda a acercarnos más al mundo de la bibliografía que la mayoría de la gente desconoce.
Lo encontré hace unos días buscando información sobre el famoso "Lunario de Gerónimo Cortés". El caso es que yo también tengo un ejemplar de mediados del siglo XIX, pero está...pff, medio destrozadito (tiene mucha humedad, las páginas desgarradas y raídas...) pero aun así le tengo mucho cariño porque es el libro más antiguo que tengo.
¿Alguien podría darme algunos consejos o pautas sobre cómo conservar libros de este tipo, tan dañados por el paso del tiempo?
Muchas gracias y ¡adelante con el blog que merece la pena!
Saludos!

lamberto palmart dijo...

Amigo Diego, realmente las cronicas de Viciana son para dedicarles varios artículos. La primera, tiene un halo de misterio que rodea su inexplicable desaparición. Y el resto de obras todas raras e interesantísimas.

Igualmente disfruté de la charla bibliófila, a pesar del aperitivo...y me alegra que te pudieras resarcir en tan acertado lugar.

Respecto a la posición del yelmo del escudo de Jaime I ¡Mira que eres obsevador!, D.Vicente de Cadenas y Vicent en su "Vademecum heráldico: aplicación de la ciencia del blasón, con especial ..." indica sobre el uso del yelmo en heráldica que aparece su uso en el siglo XIII, que denota caballerosidad, que solo lo utilizan los hombres, nunca las mujeres ni los municipios. Y respecto a su posición son los tratadistas del XVII los que buscan un significado a la posición, conforme a la legitimidad o ilegitimidad del origen del caballero.
Si que es cierto que originariamente tenía posición siniestra y en el caso del libro la tiene diestra. Tal vez sea por no mancillar tan noble rey...es sólo una conjetura. La ciencia heráldica es compleja.

De todos modos ¿Lo has visto en posición diestra en algún otro sitio o libro?

Saludos bibliófilos.

lamberto palmart dijo...

Aficionado, me alegra que te guste el blog y que tengas sensibilildad por los libros antiguos, es un mundo apasionante y lleno de satisfacciones.

En cuanto a tu libro poco puedes hace cuando ya está deteriorado, pues una restauración superaría el valor del libro. Mantenlo en lugar seco y puedes reparar rasgaduras con una cinta de papel japón autoadhesiva que se vende en sitios especializados. Igualmente si tiene la encuadernación desprendida la puedes encolar con cola polivinilica(PVA ph neutro.

Saludos.

rui dijo...

Caro Lmberto
¿Que puedo decir?
Más una excelente entrada e una narración que nos hace, al menos para mí, conocer un poco más de la bibliofilia valenciana (no me gusta hablar de España como un todo)
Tu presencia es indispensable por tus conocimientos y piezas que tienes de una raridad e calidad que nos hace tener una sana envidia…
Saludos y un abrazo

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Lamberto.

Nos compartes un libro hermoso, con grandes cualidades, acompañado de una muy interesante introducción que nos permite conocer un poco más de la riqueza bibliográfica valenciana.


Siguiendo los comentarios que intercambias con Diego, no pude dejar de pensar en la necesaria asesoría heráldica, de algún presidente hispanoamericano quien decretó, que en el caballo del escudo de su país que miraba a la derecha, fuera cambiado y ahora mira hacia la izquierda...

Saludos bibliófilos.

Anónimo dijo...

Hola, me gustaría poder ponerme en contacto con el autor de este blog, ¿me podría pasar un correo electrónico? A ver si me puede ayudar en un asunto de un libro. Gracias.

lamberto palmart dijo...

Mi correo es lambertopalmart@hotmail.com

Ya me cuentas. Saludos